¡Bienvenidos Talleres Valóricos!

  • por

Volviendo a las actividades presenciales y manteniendo las precauciones necesarias, durante el mes de octubre las niñas del hogar Nazareth comenzaron a participar de talleres valóricos liderados por voluntarias de la Fundación.

Los talleres dictados por Gioconda García e Ignacia Flores tienen como objetivo entregar espacios de acompañamiento y contención a las niñas de Nazareth.

Para Catalina Buzeta, directora de formación de la Fundación, «los talleres valóricos, orientan y guían a las niñas a través de espacios cercanos y personalizados. Cada semana las niñas participan a través del canto, oración y reflexión semanal. Además, las niñas tienen la opción de comenzar a prepararse en los sacramentos del bautismo, comunión y confesión», comenta.

Gioconda García, directora de la fundación, comenta, «Hay niñas que participan siempre, otras regularmente y algunas a veces si y otras veces no. Al principio, cuando recién nos conocen, tratamos de acercarnos porque la confianza se va ganando poco a poco, con constancia y paciencia, y ahí uno puede recién empezar a sembrar».

De acuerdo a Gioconda, las niñas avanzan hacia participar cada vez más, lo que permite profundizar en algunos temas y crear un mejor ambiente. «Les gusta mucho cantar y hacer pequeñas mímicas. Las canciones ayudan mucho a aterrizar algunos conceptos, como por ejemplo la importancia de tener buenos modales tales como saludar con cortesía», agrega.

Como complemento para las niñas, se realizan talleres de autoestima y autoconocimiento con actividades dinámicas y prácticas basadas en la psicoeducación, además de misas semanales acompañadas de sacerdotes cercanos a la fundación.

«Los quiero invitar a que puedan ayudarnos con esta causa, con la Fundación. Ayudar a estos pequeños es un acto de caridad muy grande. Merecen amor y cariño. Si podemos hacer algo por ellos, siempre vale la pena. Cuidar de nuestros niños y adolescentes es cuidar el futuro de nuestro país. Hay muchas necesidades que deben ser cubiertas para poderlos ayudar a sanar, tales como terapia psicológica, alimentación, cuidados, etc. Se puede hacer mucho bien incluso con un pequeño aporte», cierre Gioconda.